CASA TLALMAMATLA

Vivir en las faldas del Popocatépetl puede representar un riesgo para muchos pero para Emma y Abel, representa la tranquilidad para atender sus cultivos y crecer a sus hijos.

Ingeniero mecánico, pionero en realizar Planes de Desarrollo Urbano y Ordenamientos Ecológicos en la zona, Abel decide hace 11 años con un grupo de familiares, iniciar el establecimiento de cultivos en la zona de Tepetlixpa, estado de México a pesar de no tener acceso a fuentes naturales de agua, lo que han logrado resolver instalando ollas de captación.

La experiencia de Emma en enfermería y medicina natural les permite también incursionar en el Ecoturismo atrayendo visitantes a tratamientos terapéuticos con el uso del Temazcal. Hoy elaboran más de 32 productos derivados del maíz y del frijol, creando 35 fuentes de empleo en el campo y en su casa.

Casa Tlalmamatla participa en Mercado el 100, desde el primer mercado.

CASCARA DE NUEZ

Pequeña empresa familiar, que surge de la necesidad personal, de contar con productos saludables de panadería libre de gluten. Por lo que después de mucha investigación, Mónica y Mario, empiezan a elaborar productos a base de nueces y bajos en carbohidratos con insumos 100% mexicanos agroecológicos y orgánicos, primero los comparten con sus conocidos, hasta que deciden empezar a venderlos, debido a su buena aceptación.

 CHOCOLATE MAYA

Es una cooperativa de producción rural, que involucra a varias comunidades productoras de cacao de la región de la Chontalpa.

En la Ciudad de México, Alma, Bióloga de profesión, y su familia, deciden realizan la transformación del cacao, procurando mantener el manejo artesanal pero introduciendo productos innovadores.

COSECHA ECOLOGICA

Elizabeth y Juan son profesionales de las Ciencias Agrícolas, quienes desde 2007 cultivan hortalizas y frutas, además de la conservación y rescate de semillas en un predio ubicado en Texcoco. Desde que empezó el movimiento orgánico en México, se adhieren a la corriente de Tianguis Orgánicos en México, combinando sus actividades con la docencia en Chapingo.

Cosecha Ecológica es el nombre de su empresa, a través de la cual, además de la comercialización de semillas, refuerzan su trabajo acercando la Vainilla producida en la Región de Papantla, Veracruz, proyecto del cual también forman parte, a través de la capacitación a grupos productivos.

CUSIBANI

Pequeña empresa artesanal que elabora dulces y sazonadores orgánicos certificados, de alto valor nutricional, especialmente diseñados para pacientes con diabetes, autismo, celiaquía tienen como meta el rescate de la comida popular indígena principalmente del Istmo Zapoteco.

Inician impartiendo conferencias y talleres sobre la alimentación para personas con diabetes, especializándose en la alimentación orgánica.

DALIAS Y JULIETAS

Pequeña empresa familiar dedicada al rescate, promoción y consumo de la flor nacional: Dalia. Julieta, dedicada a la educación ambiental y Oscar trabajando en proyectos agrícolas, deciden iniciar su propio proyecto productivo, sin embargo, buscaban cultivar algo poco usual, innovador, cultivo nativo, con distintas propiedades, por lo que después de meses de investigación, deciden optar por el cultivo ecológico de dalia.

Actualmente en México, existen menos de 10 productores de dalias producidas bajo técnicas ecológicas.

EL RUSTICO

Desde niño, Ivan aprendió a elaborar pan gracias a su padre.

Estudio gastronomía y después de varios años de trabajo en oficina, decide dejarlo para experimentar con su pasión por el pan. Empieza a compartiéndolo entre amigos y conocidos, hasta que el pan se convierte en su vida, elaborado artesanalmente en la Ciudad de México: “Pan en serio y no en serie”.

FINCA VAI-QUESOMELIERS

Empresa quesera iniciada por 6 familias en Querétaro, todos sus productos son elaborados con leche 100% fresca, sin antibióticos y sin hormonas, aprovechando los recursos naturales de una manera consciente, con el cariño de antaño y la tecnología del presente, ofreciendo productos artesanales con gran sabor y excelente calidad.

Lucy, Pina y Eunice, son de las primeras integrantes de Mercado el 100, siempre con la firme convicción de traerte los mejores quesos y otros derivados lácteos.

FLORECER SALUDABLE

Cooperativa familiar, dedicada al cuidado de la salud a través de la alimentación, ubicada en la Ciudad de México, Rocío e Ignacio, generan empleo para madres de niños con autismo.

Sus productos son 100% de origen vegetal y buscan satisfacer las necesidades especiales de sus clientes, creando formulas y productos de acuerdo con sus requerimientos.

FLORES DE VIDA

Pequeña empresa familiar de mujeres, con una huerta cerca de Amecameca. Se dedican principalmente al cultivo de plantas aromáticas, árboles frutales y al rescate de la milpa, actualmente se encuentran innovando en el área de producción de aceites esenciales, así como promoviendo su uso correcto.

FUEGUITOS

Pequeña empresa familiar, dedicada a la elaboración de repostería, principalmente nieves y helados con sabores únicos, elaborados siempre con insumos locales y de temporada, principalmente con compañeros de Mercado el 100.

HONGOS DEL RIO

Proyecto familiar, dedicado al cultivo de setas, en el que buscan darle valor agregado al producto, a través de la transformación, Rosy y Berna, elaboran distintos guisos, en donde la seta es el ingrediente estrella.

KUXTAL MANÁ

Empresa mexicana que busca estar en armonía con el medio ambiente, dedicadas a la producción de pollo de manera artesanal, de libre pastreo, sin pigmentos, ni hormonas, sin aceleradores de crecimiento, ni antibióticos, todo es 100% natural, para ofrecerle lo mejor a tu salud y a la de tu familia.

OTZILOTZI

 Quien desayuna los domingos en el Mercado el 100 en el puesto de Doña Columba, no imagina que todo se ha elaborado una noche antes y que viaja durante la madrugada desde Españita en Tlaxcala.

Al pie de un pequeño Cerro, Columba y 15 miembros de su familia, cultivan de manera orgánica frijol y maíz, además de atender pequeñas producciones de vacas, conejos, pollos, pavos, borregos y cerdos.

Todos sus productos son elaborados de manera artesanal y los ingredientes, son producidos en un 80% por esta Cooperativa llamada Otzilotzi. Este proyecto participa en Mercado el 100, desde su primer mercado.

PAN 100

Empresa mexicana, inician su proyecto siendo consumidores de Mercado el 100. Realizaban panes para consumo propio y algunos pedidos entre conocidos, hasta que deciden dedicarse de lleno a la panadería.

Todos sus ingredientes son orgánicos y elaborar ciertos panes con productos de temporada.

PEREGRINAS

Miel Peregrinas es una empresa familiar con más de 20 años dedicados a la apicultura, ubicado en la Sierra Norte de Puebla.

Después de estudiar Agroecología, Víctor decide dedicar su vida a las abejas, pasión a la que Rocío se une posteriormente. Deciden mover las colonias constantemente, para que nos les falte néctar, por lo que su miel es de distintas floraciones, de ahí su nombre “Peregrinas”

Consideramos que también nosotros los mexicanos tenemos derecho a consumir alimentos de máxima calidad directamente de los productores, por lo que toda su producción la destinan al mercado nacional.

De la mano, llevan un proyecto hermano, Zautla es un pueblo alfarero que se especializa en la producción de cazuelas, ollas, jarros, comales, etc., de barro, las cuales decoran con esmaltes sin plomo que no solo cuida la salud de los consumidores, sino también de los artesanos alfareros.

RANCHO CHIPICAS

Empresa que produce y distribuye hortalizas, hierbas aromáticas y frutas orgánicas, producidas en Valle de Bravo, en un Rancho familiar que produce de forma orgánica desde hace más de 15 años.

Gracias a la calidad de los productos, pronto hubo que diversificar la producción para surtir la demanda de consumidores, tiendas y restaurantes; creando así una cadena de producción en campo e invernaderos que hoy hacen posible las entregas a domicilio de productos orgánicos en Valle de Bravo y la Ciudad de México.

Rancho Chipicas es uno de los primeros integrantes de Mercado el 100.

RANCHO EL CASTILLO

El Rancho el Castillo fue fundado en la década de 1950 para la cría de cerdos por el Sr. Eduardo en Amecameca, Estado de México. A lo largo de 4 décadas, en este rancho también se ha criado ganado ovino y vacuno, así como gallinas en diferentes momentos. Esto permitió la construcción de la infraestructura del Rancho. Sin embargo, a finales de 1990 se abandonó la crianza de animales y la siembra de los terrenos.

Fue 10 años después que Eduardo, uno de los nietos del fundador del Rancho, retomó la propiedad para crear un proyecto de granja orgánica con el fin de producir alimentos para consumo familiar y vender algunos excedentes para financiar la granja.

Actualmente, dos familias están implicadas en el proyecto a través de su trabajo, que va desde el mantenimiento de los espacios, hasta la venta de los productos, principalmente en Mercado el 100 y a otros consumidores.

El proyecto aún sigue creciendo, pero tenemos cuidado con nuestras prácticas para seguir produciendo alimentos orgánicos, ya que somos conscientes de la importancia de saber lo que llevamos a nuestras mesas, del cuidado del medio ambiente y de las relaciones sociales. Por este motivo nuestra producción es limitada y buscamos que la comercialización sea en el marco del comercio justo.

SEMBRADORA

Ubicado en la sierra de Tepotzotlan, comenzaron a sembrar para autoconsumo, empiezan a vender la sobreproducción se especializan hortalizas y hongos realizan la transformación de algunos productos con su materia prima, siempre toman en cuenta los ciclos de energía y nutrientes la mayor parte de sus semillas son de producción propia.

SI’VA DE METATE

Proyecto ecogastronómico que busca promover la cultura gastronómica mestiza de la zona de la Montaña y la Costa de Guerrero, fomentando la producción de cultivos criollos, realizan la transformación de productos en la Ciudad de México.

STEVIA MEXICO

Ubicados en Texcoco, inician con producción de hortalizas, a causa de alergias alimentarias, se van especializando hasta dedicarse casi por completo a la stevia y moringa aunque no han dejado de lado los policultivos constantemente invitan a otros productores y los capacitan para especializarse en la producción ecológica.

TLALLI ALIMENTOS

Somos un proyecto emprendedor que busca establecer sus productos como una forma de incentivar la comida natural y consciente, contribuir al comercio orgánico y sobre todo consolidarse como una empresa independiente. Como todo proyecto, surge de una idea y una intensión, nuestra idea era crear una pequeña empresa donde pudiéramos ofrecer un producto bueno y saludable, que gustara a la gente, y nutritivo. Pero la idea siguió creciendo, cambiando y se complementó de más cabezas. Nuestro equipo se integró y gracias a nuestra chef desarrollamos, después de varias pruebas, un Pan integral complementado con semillas nutritivas y que ayudan a una buena digestión; así fuimos experimentando y creando sabores, con romero, arándano, cacao, cardamomo, con productos 100% mexicanos como parte de nuestra filosofía.

Teniendo nuestros productos buscamos lugares donde venderlos y que tuvieran objetivos similares, fue como descubrimos el Mercado el 100, donde cada productor puede ofrecer lo que hace, se mantiene el respeto hacia la gente con productos ricos de calidad, se incentiva el comercio justo, local y se comercializan productos que no dañan a la tierra. Nuestra intención es alimentarnos conscientemente, crear alimentos que nutran y den energía para vivir, ya que lamentablemente en la actualidad y la forma de vida “civilizada“ deja de lado los alimentos y se preocupa más por el tiempo, “comida rápida que dure mucho“, llenándola de conservadores y químicos que más que beneficiar perjudican; es por ello que elegimos nuestro nombre Tlalli, que en lengua náhuatl significa tierra; todo nace de ahí, de ella nos alimentamos y esa es parte de nuestra intención, reconocer la tierra y nuestra raíz, usando productos ecológicos, orgánicos, mexicanos, tal vez de esta forma contribuyamos a hacernos conscientes de que todos somos Tlalli.

TRUCHAS EL MANANTIAL

Muy pronto una reseña!

UNICOCO

Muy pronto una reseña!

XAMANIA

Empresa femenina mexicana eco-responsable que crea productos naturales, alternativos, orgánicos, veganos, vegetarianos, y por lo tanto seguros para el cuidado personal, ellas mismas producen sus “pócimas”, inspiradas en tradiciones de medicina indígena, prueban sus fórmulas en ellas mismas, parejas, amigos y familias.

CASAS VIEJAS HUEHUECALCO

Cuando Doña Esther decidió cambiar su actividad después de dedicarse 40 años a la costura, encontró en la elaboración de conservas una oportunidad de continuar su vida productiva.

Con capacitación, después de 5 años, aprendió a transformar sus cultivos en mermeladas y conservas en la Región de San Diego Huehuecalco, Amecameca.

Con el tiempo y utilizando un Taller establecido en su casa, crea la empresa   Envasados y Conservas Los Volcanes. En 2010, forma parte del primer grupo de productores que participan en MERCADO EL 100.

AGROECOLOGIA MILLI

Muy pronto una reseña!

HUERTO ORGANICO LOS CEDROS

La familia Luna, originaria del pueblo de San Nicolás Totoloapan, en Magadalena Contreras, Desde hace 16 años, se dedican a la agricultura orgánica, se capacitaron en distintas instancias educativas y de gobierno. Desde entonces, se dieron cuenta que las bondades de la naturaleza y revaloraron el manantial que emana del bosque que los rodea.

la calidad de su trabajo los ha llevado a participar en varios eventos a nivel nacional, logrando ganar varios reconocimientos.

Aurelio, Arquitecto de profesión, está orgulloso de producir de manera sustentable, ayudando a cuidar el mejor medio ambiente para las futuras generaciones y seguir produciendo alimentos sanos y deliciosos que brotan de un suelo maravilloso.

Ellos asisten a Mercado el 100, por que las personas agradecen y valoran su trabajo y su experiencia en el campo, pueden tener un comercio justo, en un ambiente familiar, donde productores y clientes se respetan.

IZTABELLA- LA MONTAÑA

Muy pronto una reseña!

LA CASA NATURAL

Muy pronto una reseña!

RANCHO LA PAUSA

Muy pronto una reseña!

SABIO

Nace de un anhelo: regresar al campo.

Después de varios años de investigación, la familia incia la producción en 2011 en Cuernavaca.

Consideran que la producción de carne con técnicas ecológicas, resulta fundamental en el movimiento orgánico e indispensable en el cuidado del medio ambiente. Todos sus productos se encuentran certificados, como parte de su filosofía a fin de darle confianza y seguridad a todos sus consumidores. 

Semillas y chiles: Lahui y Gaxi

Los nombres “LAHUI y GAXI” provienen del chontal y significan “Semilla y Chile”.

Ubicados en la Ciudad de México, se dedica la venta de productos provenientes, principalmente de comunidades indígenas bajo esquemas de comercio justo, a través del cual buscan que estas familias productivas cuenten con un ingreso extra por el excedente de sus productos, ya que la mayoría de ellos, su principal actividad es la artesanía.

PRODUCTOS DEL CAMPO Y LA COCINA

 Es un proyecto familiar que inició concretamente hace 13 años cuando les fue posible adquirir un pequeño terreno en Laja de Colomán, Municipio de Tuxpan, Veracruz; el espacio, casi despoblado, se destinó principalmente a convertirse en una huerta de Litchi y maracuyá, entre otros frutales.

Además del proyecto en Tuxpan, en la CDMX, llevan el proyecto referente a la preparación de alimentos a partir de insumos orgánicos, bajo la noción y  filosofía de integrar y conformar redes retomando a diversos pequeños productores, especialmente lo producido por compañeros en el  Mercado el 100; con nuestras preparaciones queremos dar  reconocimiento a la producción agroecológica y ofrecer el cierre de una cadena de producción presentando un producto final, de esta manera colaboran con una de sus necesidades, la falta de conclusión o salida para aquello que se ha producido.

Su propósito es mostrar las posibilidades del alimento en la cocina, señalando su origen, sabiendo además que la cultura de la alimentación es un valor.  Una cocina que es creativa, sensible, que está hecha con atención, cuidado y amor, que busca y gusta de compartir lo bueno y rico reconociendo también la maravilla de la generosidad de la tierra y la infinita posibilidad combinatoria de sus productos —y los del hombre– para generar alimentos. Un regreso.

Para ellos es una fortuna ser parte del 100, de todos los mercados que se insertan en lo orgánico, artesanal, ecológico, el 100 es el único que tiene detrás una estructura, un pensamiento detenido, un trabajo de fondo, un objetivo analizado y una problemática bien identificada. Ningún otro mercado tiene una organización como la que sostiene al Mercado el 100, tan activa y profesional, seria, lo que hace del mercado un espacio protegido y confiable para su público, una garantía, y para nosotros un orgullo.

PIENSA ORGANICO

Muy pronto una reseña!

COSMETICA EKO

Cosmética Eko surge por la necesidad de curar una condición de dermatitis que Leti padecía y por su preocupación de seguir contaminando a la Madre Tierra usando productos convencionales, que contienen aditivos tóxicos, que, además, pueden ocasionar alergias en la piel y dañarla.

Fue entonces que tomó la decisión de fabricar sus propios productos de cosmética artesanal y ecológica, para tener la seguridad de lo que usa y al mismo tiempo vivir en armonía con la naturaleza.

KOMBUCHA SIMBIOTICA

Muy pronto una reseña!

CASA DE PIEDRA

Muy pronto una reseña!

LA CULTURA DE LAS PIEDRAS

Muy pronto una reseña!

TÉ’EVE

Muy pronto una reseña!

RANCHO RAUDAL

Muy pronto una reseña!

VIVERO SILVESTRE BARRERA

Muy pronto una reseña!

ALIMENTACION CONSCIENTE

Muy pronto una reseña!

GRANJA HUAYATLA

Muy pronto una reseña!

Frente al sol

 Café orgánico de la Sierra Sur de Oaxaca, bañado por la brisa marina, arropado por el color tropical y rodeado por la fresca naturaleza mexicana.

Cristóbal y su familia son una pequeña empresa que aspira a crecer con conciencia social y ecológica cuidando al máximo el medio ambiente en todos los aspectos.

Ellos cuentan con un área de procesamiento del café en la Ciudad de México.

COOPERATIVA T’IJPANI

Cooperativa ubicada en la Ciudad de México crean alimentos para personas decididas a cuidar se salud y la del planeta, sin agregar mayores complicaciones a las exigencias de la vida cotidiana moderna, utilizamos ingredientes cultivados de forma orgánica, sin saborizantes, ni colorantes artificiales, listos para comer con solo calentarlo.

Pan 100

Empresa mexicana que inicia su proyecto siendo consumidores de Mercado el 100.

Sólo realizaban panes para consumo propio y algunos pedidos entre conocidos, todos sus ingredientes son orgánicos y utilizan productos de temporada para recetas únicas.